Consejos para Evitar que un Perro pida Comida en Exceso

nino-y-perro-en-la-mesa

No hay ni un perro en el planeta que no presione para obtener golosinas de vez en cuando. Pero un perro que insiste en que se le dé comida o la roba cuando no mira nadie, tal vez no sólo sea un glotón y tenga algo que decirle.

Tengo hambre

Es difícil creer que un perro que ingiere uno o dos buenos platos al día dedique tanta energía a rogar comida. Sin embargo, cada perro necesita una cantidad distinta de comida y es posible que su perro sencillamente tenga hambre. Intente adelantar la comida una o dos horas o divida la cantidad habitual de alimentos en tres o cuatro platos diarios y déselos a intervalos más breves. Un perro se puede mostrar más satisfecho si recibe varios platos pequeños en lugar de uno grande.

Préstame atención

En ocasiones, los perros, como las personas, desarrollan una extraña relación con la comida. En su mente es un símbolo de amor y compañerismo y piden comida cuando necesitan recibir estas atenciones. “Nunca le dé a su perro comida de la mesa”, aconseja Thomas. “No es bueno que aprenda que, si le molesta mientras come, recibirá uno o dos bocados. Recompensar este comportamiento puede ser la causa de un hábito molesto.”

Existe una técnica sencilla para desalentar a los perros a que dejen de molestar en la mesa. Escoja un sitio donde hacer permanecer a su perro mientras usted come, ya sea en un rincón del comedor o en otra habitación, pero asegúrese siempre de que lo tiene a la vista mientras come. Llévelo hasta su “sitio” y déle algo de comer a modo de recompensa. “Si lo hace cada día, aprenderá que la mejor manera de obtener comida es ir a su sitio por sí solo”, explica Thomas.

“Una vez su perro vaya a su sitio cuando se lo ordene, enséñele a tumbarse y permanecer en ese sitio”, añade Thomas. La orden “túmbate” puede parecer difícil al principio, pero existe un modo fácil de enseñarla: Ponga un trozo de comida a la altura de los ojos del perro y bájelo al tiempo que lo va alejando de él. Su perro seguirá la comida con los ojos y automáticamente se tumbará. Déle la recompensa, dígale que se quede tumbado, siéntese y disfrute de la comida.

Al principio deberá levantarse varias veces y recompensar a su perro por permanecer quieto. Una vez entienda que la comida viene a él, estará contento de quedarse en su sitio y es menos probable que le pida comida mientras usted está en la mesa.

Estoy aburrido de mi dieta

A la mayoría de los perros les encanta comer lo mismo cada día, pero a algunos les aburre, en particular si hay otros olores más tentadores. Está bien variar la dieta de un perro periódicamente, pero evite los trastornos dietéticos. Vaya cambiando la comida o el sabor paulatinamente, añadiendo cada vez una mayor proporción de los nuevos alimentos a lo largo de una semana. Mezcle comida humedecida con comida deshidratada o añada agua a la comida deshidratada de su perro para que esté más jugosa. Calentar la comida también estimula las papilas gustativas de su perro, pues la comida caliente es más aromática y para un perro cuenta más el olor que el sabor.

Ver los 10  problemas mas frecuentes que se producen por falta de comunicación

Fuente: El lenguaje canino, Matthew Hoffman

Escrito por Aperrados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *