fbpx

Como Evitar que Nuestro Perro Invada Nuestro Mobiliario

nino-y-perro-sobre-una-cama

Los perros adoran estar cómodos y un sillón blando o una cama calentita son mucho mejores que el suelo para tener dulces sueños. Pero la comodidad no es lo único que los mueve a trepar a los muebles. Desde su punto de vista, las zonas cómodas de los humanos son posiciones de poder, más atractivas que un cojín mullido en el suelo. Ello explica que, incluso aquellos perros a los que se les procura un buen sitio para dormir, se suban a la cama por la noche. Pero ¿qué intentan decirle?

Quiero ver qué pasa

El mantra del agente inmobiliario –”ubicación, ubicación, ubicación”– es especialmente cierto entre los perros. A los perros les encanta saber qué ocurre a su alrededor e intervenir en todo, aunque sea como espectadores pasivos. A diferencia de sus camas, que suelen estar apartadas, los sofás y sillones están situados en puntos privilegiados y ofrecen la posibilidad de observar qué sucede alrededor. Además, los muebles suelen estar relativamente por encima del nivel del suelo y los perros consideran las posiciones elevadas como lugares de alta categoría.

Si su perro se adueña de una pieza del mobiliario, puede resultarle muy difícil persuadirlo de que duerma en otro sitio. En lugar de usar repelentes, que no suelen funcionar, los adiestradores recomiendan cubrir los lugares preferidos del perro con libros u otros impedimentos durante unos días, al tiempo que se les procura una cama más cómoda situada en un lugar privilegiado, por ejemplo, junto al sofá o cerca del centro de la habitación, desde donde pueda controlar el entorno.

¡Pensaba que era correcto!

Las personas no siempre lo admiten, pero los adiestradores han descubierto que a los perros que se adueñan de algún mueble suele incentivarles a escondidas un miembro de la familia. Aunque insista en decirle que se baje del sofá, su perro no lo hará si otra persona le alienta a subirse a hurtadillas.

Los perros aprenden mejor cuando reciben mensajes coherentes de todas las personas con las que conviven. Siempre que todos los miembros de una familia actúen unánimemente, advirtiéndoles antes de que suban al sofá y echándolos fuera inmediatamente si lo hacen, por norma general, los perros decidirán que no vale la pena molestarse y aceptarán de buen grado sus cómodas camas.

Ver los 10  problemas mas frecuentes que se producen por falta de comunicación

Fuente: El lenguaje canino; Matthew Hoffman

4 comentarios en “Como Evitar que Nuestro Perro Invada Nuestro Mobiliario”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba