fbpx

Tos de las perreras

La tos de las perreras o Traqueobronquitis infecciosa canina, es una enfermedad aguda, muy contagiosa, localizada en las vías aéreas. Es producida por uno o varios agentes infecciosos, entre los que se incluyen el adenovirus canino tipo 2, el virus de la parainfluenza y Bordetella bronchiseptica, pudiendo intervenir otros microorganismos patógenos secundarios.

Manifestaciones clínicas de la tos de las perreras

La bacteria Bordetella bronchiseptica rara vez afecta a los gatos, por lo tanto, este síndrome afecta a los perros, de ahí su nombre “Tos de las Perreras”.

Los perros presentan tos aguda e intensa, que suele aumentar con el ejercicio, en estados de excitación o cuando se presiona el cuello con la correa.

Esta tos puede inducirse fácilmente al tocar la tráquea del perro. En ocasiones puede haber arcadas o descarga nasal. Normalmente puede el perro haber estado en contacto con otros animales con un cuadro respiratorio similar.

Los casos que no se complican no presentan signos de enfermedad sistémica.

Los perros con signos como pérdida de peso, vómitos, anorexia, diarrea, convulsiones, etc. suelen estar cursando alguna enfermedad más grave como podria ser el moquillo de los perros.

Existen escasas ocasiones en que aparecen complicaciones bacterianas secundarias a la traqueobronquitis infecciosa. Los cachorros muy pequeños, animales inmunodeprimidos o perros con alteraciones pulmonares previas pueden desarrollar una neumonía bacteriana secundaria.

Diagnóstico de la Tos de las Perreras.

El diagnóstico de la Tos de las Perreras suele basarse en los signos clínicos existentes, pero si estos se encuentran en presencia de algún tipo de enfermedad más grave, o simplemente si los signos no disminuyen es indicado realizar pruebas sanguíneas como hemogramas y/o pruebas de imagen como las radiografías de tórax, más todas las que tu médico veterinario indique.

Tambien te puede interesar leer: Listado con las enfermedades de perros que se dan con mayor frecuencia

Tratamiento para la Tos de las Perreras.

La Tos de las Perreras en los casos no complicados es autolimitante, es decir, no requiere de tratamientos médicos, pero siempre evitando que tu perro corra o haga cualquier tipo de ejercicio físico, esto durante al menos una semana.

Existen casos en que puede ayudar algún tipo de antitusígeno, pero estos no estarían indicados si tu perro presentara flemas.

Los antibióticos también pueden estar presentes en el tratamiento de tu perro mínimo por 10 días debido a la posible presencia de Bordetella bronchiseptica.

Vacunación contra la Tos de las Perreras.

Existen vacunas inyectables e intranasales disponibles frente a los tres patógenos principales, adenovirus canino tipo 2, el virus de la parainfluenza y Bordetella bronchiseptica.

Las vacunas vivas modificadas frente al adenovirus canino tipo 2, el virus de la parainfluenza suelen ser eficaces en la mayoría de los perros.

Los anticuerpos maternos interfieren en la respuesta de la vacuna, de ahí que los cachorros deban ser vacunados cada 2 a 4 semanas, desde las 6 u 8 semanas de edad, hasta cumplir 14 a 16 semanas.

A cualquier perro se le deben administrar al menos 2 vacunas iniciales seguidas de revacunaciones anuales.

2 comentarios en “Tos de las perreras”

  1. Hola,
    Mi perro está muy viejo y tiene una tos hace varios meses. Me dicen que es por el polvo del cemento ya que estábamos construyendo así es que le suministre un tratamiento para la neumonía que me indico el veterinario y sigue igual. ¿Me podrían ayudar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba