fbpx

Como Enseñar a un Perro a Tomar la Comida de su Boca

Gibson el perro mas grande del Mundo

Este ejercicio podría encajar a la perfección en el capítulo sobre trucos absurdos. A pesar de las risas que pueden producirse durante el adiestramiento, tiene un propósito serio, como muchos de los trucos y habilidades aquí publicadas. Un perro que arrebata comida puede resultar peligroso. Su afán de alcanzar la comida, podría hacer que mordiera de forma accidental la mano que lo alimenta. Si es voraz y brusco, incluso podría morder a propósito. Y es posible que aquello que desee no sea para él. Si tiene la costumbre de gesticular con el pan en la mano, es posible que, de un solo golpe, pierda su comida y algún dedo.

El primer paso consiste en enseñar al perro a no coger comida sin la palabra BIEN. Esto no evitará que robe comida alguna vez, sobre todo si deja enfriar (o descongelar) alguna cosa sobre la encimera y se va de paseo. Pero sin duda frenará la costumbre de robar comida y la tomará con más suavidad cuando se la dé con la mano (o con la boca).

Empiece cuanto antes a decir al cachorro BIEN cuando reciba comida. De vez en cuando, sostenga algo de comida y diga NO. Si el cachorro intenta cogerlo, no le deje y diga No de nuevo. Si espera, diga BIEN y déle la comida. Luego felicítelo. Tras un poco de práctica, el perro ni siquiera acudirá a su cuenco de comida hasta que oiga la palabra BIEN. Ahora ya está preparado para este truco.

Empiece con una galleta para perros grande o si le da apuro, tome un palito de pan). Sujete la galleta con los dientes por un extremo. El perro debe estar en la posición Sentado-Quieto, bajo control. Arrodíllese junto a él, deje que huela la galleta y diga BIEN. Si procede con suavidad, utilice galletas cada vez más pequeñas. Si le arrebata bruscamente las galletas, retroceda y vuelva a trabajar la forma de tomar la comida con suavidad cuando se lo ordene.

Añada efectos sonoros a este ejercicio usando patatas fritas grandes. Cuando el perro muerda, mastique usted su parte, así cada uno atendrá su mitad. Esto también puede hacerlo con los palitos de pan: cuando el perro lo muerda, mastique usted también el trocito que tiene en la boca. Conocemos un caso en el que el perro se implicó tanto en el ejercicio que cogió su viejo y sucio hueso de debajo de la cama y se lo ofreció a su dueña para que lo sujetase con la boca. Ella no quería decepcionar a su viejo amigo, así que lo hizo. Hay personas capaces de cualquier cosa con tal de complacer a un perro.

Donde los ángeles no se aventaran

Si su angelito resulta diestro en esta habilidad, atrévase a ir más allá. Tome un espagueti cocido y sujételo con la boca. Diga al perro: BIEN, CÓGELA. Si toma suavemente el espagueti de sus labios, pruebe con trozos más cortos para asombrar a sus invitados y arrancarles sonoras carcajadas. Si logra hacerlo con un fideo, avísenos.

Fuente: Trucos Caninos, Capitán Artur J.Haggerty y Carol Lea Benjamin

1 comentario en “Como Enseñar a un Perro a Tomar la Comida de su Boca”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba