fbpx

La Asfixia en Nuestros Perros, Causas y Soluciones

Maniobra de Heimlich

En el fondo de la boca hay una estructura llamada faringe. La faringe conduce el aire hasta la tráquea, que se comunica con los pulmones, y guía la comida hasta el esófago, el conducto que llega al estómago. Si el aire se equivoca de camino no pasa nada, pero si los alimentos u otros objetos extraños toman una dirección errónea, el perro puede pasarlo muy mal.

«El ahogo y los jadeos no son siempre síntoma de asfixia», señala Karen Zagorsky, veterinaria privada en Moreno Valley, California. Los perros suelen tener náuseas y regurgitar durante unos segundos. «Por el contrario, un perro que se está asfixiando no puede tomar aire y está en peligro», añade.

Posibles Causas de la Asfixia

Comida.

Si los perros comieran en restaurantes, los camareros deberían ser expertos en primeros auxilios. Los perros suelen comer a grandes bocados, como recuerdo de sus días de vida salvaje, cuando sólo sobrevivían aquéllos que comían más rápido y los que se quedaban atrás pasaban hambre. Los perros comen con tanta voracidad que a menudo tragan más cantidad de la que pueden digerir y ello provoca casos frecuentes de asfixia. Estos perros no pueden tomar aire suficiente y no tardan en perder la conciencia si no se les ayuda.

Ingestión de objetos.

Las pelotas de golf (e incluso las de tenis) son causas habituales de asfixia. «A casi todos los perros les gustan las pelotas y las cogen con tal entusiasmo que a veces se adentran en la garganta», señala Kenneth Lyon, veterinario odontólogo privado en Mesa, Arizona.

¿ Qué hacer en caso de Asfixia?

Ayúdelo.

Un perro que se asfixia necesita atención urgente y a menos que se encuentre en la consulta del veterinario, es usted quien tendrá que sacar el objeto que causa el problema. «Si puede ver el objeto y sacarlo fácilmente, hágalo», indica John Daugherty, veterinario privado en Poland, Ohio.

Sin embargo, un perro que se asfixia es presa del pánico y puede morderle al acercar la mano a la boca. Si es posible, póngase unos guantes gruesos. Si no tiene, quizás no le quede más remedio que esperar unos segundos. «Una vez que disminuye el nivel de oxígeno en el perro, éste se desmaya y entonces usted puede actuar con mucho menos riesgo», señala el doctor Daugherty.

Consiga ayuda urgentemente.

Cualquier objeto que esté tan adentro de la garganta que produzca asfixia puede resultar difícil de sacar en casa. No pierda demasiado tiempo a menos que esté seguro de poder sacarlo. Probablemente, lo mejor sea llevarle al veterinario inmediatamente. «Muchos perros que tienen objetos en la garganta pueden respirar lo suficiente (siempre que usted pueda mantenerlo tranquilo) como para llevarlo al veterinario, donde puede recibir tratamiento profesional», afirma Suann Hosie, veterinaria privada en una clínica de urgencias de Vancouver, Columbia británica, Canadá.

Practíquele la maniobra de Heimlich. Se trata de una técnica sencilla y muy efectiva para expulsar objetos que causan asfixia. «La maniobra de Heimlich puede salvarle la vida», afirma Lynn Harpold, veterinaria privada en Mesa, Arizona.

6 comentarios en “La Asfixia en Nuestros Perros, Causas y Soluciones”

  1. hola que tal mi consulta es que a mi perro a veces le da una tos como si se atorara y de pronto como que se queda cogido,y se me va callendo al suelo,como si se desmallara y se pone rigido y tengo que cogerlo e insuflarle aire por la boca o nariz para que reaccione es como cuando a alguien le da un ataque de asma y de quedara sin respiracion,sabrian decirme que hacer o a que podria ser debido un saludo.

  2. mi perro tien una tos que no se le quita por nada le han puesto inyeccione y le han dado jarabe mucochem y nada que se mejora que puedo hacer

  3. soy la persona del comentario anterior del pero de la rasa pekines y si me pueden ayudar porfabor nesesito la respuesta pronto porfabor ¡¡¡¡¡urgente¡¡¡¡¡

  4. tengo un perro de la rasa pekines no se q le paso se le undio la lengua y sele puso blanca blanca y como que perdio el equilibrio

  5. Tengo dos pastor alemán en el lugar de trabajo y los veo demasiado flacos (se les notan los huesos), su alimentación va acorde con los consejos veterinarios, sin embargo, no dejo de afligirme.
    Necesito de su ayuda ya que la hembra siempre fue de contextura gruesa, no así el macho que era más atlético.

    Atte.
    Dolly

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba