fbpx

La Educación de los Perros Adultos

perro-durmiendo-sobre-sillon

Por desgracia, todos los descuidos y errores que cometamos en la educación de los cachorros pueden ir en nuestra contra cuando los perros lleguen a la edad adulta. Si decidimos adquirir un animal adulto, ya no dispondremos de todas las posibilidades de educarlo adecuadamente. En este caso, si estamos preocupados con determinados tipos de comportamiento del animal, tendríamos que, en primer lugar, averiguar todo lo que podamos sobre el pasado del animal. Si se conoce el origen de determinados hábitos, será más fácil corregirlos.

Cuando nuestra mascota presenta un comportamiento muy alterado podemos ayudarlo acudiendo a un psicólogo para perros. Este experto nos podrá decir qué se puede hacer en algunos casos difíciles. En este aspecto, hay que tener en cuenta que un método de reeducación poco adecuado, aunque sea bien intencionado, puede perjudicar más al perro que beneficiarlo, y provocar un desconcierto todavía mayor en el animal. En este clima de confusión, el perro todavía entenderá menos aquello que se le ordena. Por eso, no se pueden depositar muchas esperanzas en la posibilidad de reeducación del perro adulto; sin embargo, con paciencia, afecto y destreza se pueden conseguir algunos triunfos de forma paulatina. En estos casos, el elogio dará mayor confianza al perro quien, poco a poco, se comportará de modo diferente al acostumbrado.

Si tenemos un perro con el mal hábito de perseguir transeúntes o ciclistas, no podemos desacostumbrarle a fuerza de gritos y actos bruscos. En este caso, será más eficaz enseñarle, con mucha paciencia, el significado de la orden “¡ven!” que él debe aprender primero en el interior de su casa y después, en el exterior. A un perro que está acostumbrado a hacer sus necesidades en cualquier sitio, se le debe hacer comprender mediante un duro y minucioso trabajo, dónde están los lugares adecuados. En algunos casos, también ayudan unos simples trucos. Por ejemplo, podemos evitar los incómodos saltos de nuestra mascota si nos apartamos un poco de su lado ya que, entonces, el perro saltará al vacío, algo que no le resultará agradable. En la mayoría de los casos será necesaria mucha destreza por parte del dueño y, por desgracia, muchos de estos métodos no siempre serán los adecuados. En estos casos, será necesario un asesoramiento competente.

Fuente: Guia de Perros; Komet

Escrito por Aperrados

Una respuesta a “La Educación de los Perros Adultos”

  1. luciana:

    Tengo un fila adulto al que no puedo dominar. Cada vez que abro el portón de casa se me escapa y corre tras las personas asustándolas mucho e incluso ha llegado a morderlas. La verdad que es un problema grave y no sé cómo manejarlo. Espero que ustedes me ayuden. Gracias!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *