fbpx

El Perro que Quería a los Gatos

Perro y Gato

No sólo a las personas les gustan los animales domésticos. Algunos perros tienen un instinto natural para cuidar de otros animales.

Sud Walters iba camino de su casa cuando vio un perro perdido de aspecto enfermizo junto a la carretera, cerca de su casa de Darling, Sudáfrica. Entonces se dio cuenta de que ese perro negro desnutrido era una madre lactante. Como imaginó que había escondido a sus cachorros, Sud buscó entre los arbustos cercanos y descubrió dos bolas de pelo negro. Se aseguró de que no había más y se llevó los tres animales a casa.

Sud dió algo de comer a los pequeños y se quedó muy sorprendida cuando éstos comenzaron a ronronear. La perra, que había parido hacía poco tiempo, había estado alimentando y cuidando a dos gatitos.

Sud contactó con las autoridades de salvamento de animales y Rena y Dennis Hodson, de Bishopscourt, Sudáfrica, adoptaron a la perra, que fue bautizada con el nombre de Emmy. El animal tenía sarna y una herida en la pata, pero los Hodson la adoptaron porque se sintieron conmovidos al ver que se había ocupado de dos gatitos cuando ella misma estaba enferma.

Emmy dejó los gatos al cuidado de la Domestic Animal Rescue Group, donde se les alimentaba con biberón cada cuatro horas y donde se les encontró un hogar.

Sin embargo, nadie ha resuelto todavía el intrigante misterio de cómo llegaron a juntarse los tres animales.

Fuente: El Veterinario en Casa; Mathew Hoffman

3 comentarios en “El Perro que Quería a los Gatos”

  1. Hola! soy Gabriela de Perú, acabo de leer su publicación y tengo un caso similar en casa, mi perrita de 2 años aprox. que nunca ha tenido crias y tampoco se ha apareado amamanta a los gatitos q llegan a casa. La primera vez q ocurrió fue con un gatito pequeño, lo adoptó como a su hijo, pero a los meses el gatito se perdió, al tiempo adoptamos otro gatito y volvió a ocurrir lo mismo, al principio el gatito la rechazaba pero ella lo cuidaba y poco a poco el gatito se le acercó y ella terminó amamantandolo, actualmente el gato ya creció, y sigue alimentandolo como al principio, siempre estan juntos, ella lo cuida como su madre, incluso mejor, es un caso extraño, todos en casa se sorprenden… No sé si eso pueda ser un problema para ellos, el gato ya está grande pero no se despega de la perra q se llama Candy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba